fbpx
Autocompasión: qué es y su verdadero significado - Gestión del estrés
3477
post-template-default,single,single-post,postid-3477,single-format-standard,bridge-core-2.4.7,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-23.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.0,vc_responsive
 

Autocompasión: qué es
y su verdadero significado

Mindfulness para la autocompasión

Autocompasión: qué es
y su verdadero significado

El verdadero significado de la Autocompasión

En este artículo,  Asier Bernaola Andraca, Coach ACC y Mentor (experto en PNL, Eneagrama, Mindfulness y Compasión), para la transformación y el crecimiento personal y profesional. Profesor acreditado de Eneagrama, Mindfulness (MBSR) y Compasión(MSC), nos explica qué es la autocompasión. (Photo by Nick Fewings on Unsplash).

¿De qué hablamos cuando nos referimos a la Autocompasión y a su práctica?

 

Hoy en día, y en este mundo contemporáneo y occidental en el que nos encontramos, hay mucha confusión sobre lo que significa realmente la Compasión, y por ende, la Autocompasión.

En este sentido, y tal como se especifica en el diccionario de la lengua española (RAE), Compasión significa “Sentimiento de pena, de ternura y de identificación ante los males de alguien”. Y esta forma de entender la Compasión proviene de nuestra tradición cristiana, asociando por tanto esta palabra a un sentimiento pasivo de lástima o pena ante la desgracia que nos produce el dolor de otro.

No obstante, existe una forma de entender la Compasión, como un constructo con mucha mayor riqueza a la anteriormente citada, y que proviene de la tradición budista, aunque no por ello tenga que tener una naturaleza religiosa ni esotérica.

Es decir, la Compasión podría ser definida como la prevención y el alivio del sufrimiento. Por lo tanto, la Autocompasión podría definirse como la prevención y el alivio del sufrimiento propio.

 

Autocompasión o Amor Incondicional hacia uno mismo

Otra forma de definir a la Autocompasión (o también llamado Amor Incondicional hacia uno mismo): es la práctica de evocar repetidamente la buena voluntad hacia nosotros mismos, especialmente cuando estamos sufriendo, cultivando el mismo deseo que todos los seres vivos tienen de vivir felices y libres de sufrimiento.

Según la Dra. Kristin Neff, “la Autocompasión es ser amable y comprensivo con nosotros mismos en momentos de dolor y fracaso, en vez de ser autocríticos; percibir nuestra experiencia como parte de la experiencia humana, en vez de verla como aislante; y sostener los pensamientos y sentimientos negativos con conciencia plena, en vez de sobre-identificarnos con ellos”.

Por lo tanto, la práctica del Mindfulness, es el primer paso en la sanación emocional, siendo capaces de volvernos hacia dentro y reconocer nuestros pensamientos difíciles y sentimientos (tales como, inadecuación, tristeza, enojo, confusión) con un espíritu de apertura y curiosidad.

Así pues, la Autocompasión consiste en responder a estas emociones y pensamientos difíciles con amabilidad, solidaridad y comprensión para poder calmarnos y consolarnos cuando estemos dolidos.

En consecuencia, el proceso sería el siguiente: al hacernos conscientes, en el momento presente, mediante la práctica de Mindfulness, de que estamos evitando o luchando con sentimientos de inadecuación, frustración, desesperación, y emociones dolorosas y difíciles (miedo, ira, tristeza, vergüenza, duda, etc.), la Autocompasión nos permite crear un espacio de conciencia amorosa, para, desde allí, afrontar y gestionar mejor esas emociones difíciles, y responder con amabilidad y comprensión, aportando mayor sosiego y bienestar a nuestra vida cotidiana.

 

Compasión es ofrecer bondad y comprensión ante las dificultades humanas

Tener compasión por uno mismo funciona de la misma manera que cuando se tiene compasión por los demás. Imagínate, por ejemplo, en una experiencia de Compasión hacia una persona sin hogar. En primer lugar, para tener compasión, debes darte cuenta de que esa persona está sufriendo. Si no le prestas atención, y no eres consciente de ello, no puedes sentir compasión por las dificultades que está padeciendo.

En segundo lugar, la Compasión, implica que te sientas conmovido por el sufrimiento de esa persona, para que tu corazón responda a su dolor (la palabra compasión significa literalmente «sufrir con»). Cuando esto ocurre, sientes la calidez, el cuidado, y el deseo de ayudar a la persona que sufre.

Tener compasión, significa también, que ofreces comprensión y bondad hacia los demás cuando fallan o cometen errores, en lugar de juzgarlos con severidad. Por último, cuando sientes compasión por otro (en lugar de la mera lástima), significa que te das cuenta de que el sufrimiento, el fracaso y la imperfección, son parte de la experiencia humana compartida.

 

Los tres componentes clave de la Autocompasión

Los tres componentes clave de la Autocompasión son:

  1. La Auto-Bondad.
  2. Un sentido de Humanidad Compartida.
  3. Una Atención Plena o Consciente.

La Bondad abre nuestros corazones al sufrimiento, para que podamos darnos lo que necesitamos. La Humanidad Compartida nos abre a nuestra interrelación esencial, para que sepamos que no estamos solos. La Atención Plena (Mindfulness) nos abre al momento presente, por lo que podemos aceptar nuestra experiencia con mayor facilidad. Juntos comprenden un estado de presencia cálida y conectada.

Si tienes dudas sobre si necesitas fortalecer tus competencias de Autocompasión, recomendamos realizar el Test SCS de Kristin Neff. El test es online y totalmente anónimo. Está diseñado especialmente para valorar las dimensiones que componen la Autocompasión: humanidad compartida, autoaislamiento, auto-amabilidad, auto-juicio y sobreidentificación (mindfulness). Para acceder al test, dale click a este enlace: https://www.mindfulnessyautocompasion.com/test-autocompasion/.

Fernando Mancebo
fernando@gestionestres.com
No hay comentarios

Publica un comentario