fbpx
Cómo vivir con menos estrés tu día a día. - Gestión del estrés
Vivir con menos estrés es posible. Mindfulness nos ofrece una serie de sencillos ejeccicios para qué los utilices en tu vida diaria.
Mindfulness, meditación, momento presente, calma mental, estrés laboral, gestión de estrés, reducción de estrés, mindfulness Madrid, aprender a meditar, cursos de Mindfulness
2981
post-template-default,single,single-post,postid-2981,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

Cómo vivir con menos estrés tu día a día.

Cómo vivir con menos estrés tu día a día.

Aprender cómo vivir con menos estrés es algo que se entrena. El estrés no es algo que dependa tanto de las cosas como de nuestra forma de relacionarnos con ellas. Por eso la práctica de Mindfulness es tan importante para salir del «piloto automático» y de la reactividad inconsciente de nuestra «zona de confort» comportamental.

Jon Kabat-Zinn dice que «una mente distraída es una mente infeliz». Pero para tener la mente centrada y atenta en la acción presente hay que entrenarla. Para ello Mindfulness es un camino perfectamente claro y científicamente probado para lograrlo.

En este vídeo explico algunos ejercicios de Mindfulness para que aprendas cómo vivir con menos estrés.

Me gustaría hacerte tres recomendaciones básicas para mejorar tus niveles de estrés de forma inmediata:

  1. Aplicar las técnicas de Mindfulness que te explico en el enlace al vídeo que te indico arriba. También te puede resultar útil el artículo sobre «Mindfulness en la vida diaria» que puedes leer pinchando aquí.
  2. Conocer realmente cómo es tu estrés. Generalmente nos relacionamos con el estrés de una forma un tanto confusa, nos suele arrastrar el malestar que nos produce como una ola. Clarificar el estrés de mis consultantes es lo primero que hago en mis sesiones personales de gestión de estrés. 
  3. Reservar un tiempo de tu día para cuidarte y hacer cosas que realmente te satisfagan. A veces se nos olvida que dentro de la cantidad de cosas que tenemos que hacer en el día, también está incluido nuestro bienestar. La excusa de «no tengo tiempo» es una trampa que nos puede llevar justo al punto opuesto al que estamos tratando de llegar: ser personas eficaces y responsables.

Te recomiendo este artículo  donde explico más en profundidad los puntos 2 y 3 de esta lista.

Básicamente, el objetivo de este artículo es darte la buena noticia de que se puede vivir con menos estrés, y que haciendo algunos cambios en tus rutinas y hábitos puedes lograrlo sin lugar a dudas.

Ahora bien, estos cambios conviene que los hagas de menos a más y usando la habilidad y la estrategia. El querer que las cosas cambien «de la noche a la mañana», además de generarnos más estrés y ansiedad, no suele funcionar.

Aprovecho para recordarte que puedes consultarme tus dudas contactando conmigo a través del formulario de contacto de este sitio. Además si crees que te puede ayudar un plan personalizado de gestión de estrés, la primera consulta es totalmente gratis.

Fernando Mancebo
fernando@gestionestres.com
No hay comentarios

Publique un comentario