fbpx
MINDFULNESS 3.0: una reflexión sobre la evolución de la práctica - Gestión del estrés
La evolución de la práctica de Mindfulness se adapta a los problemas que nuestro día a día plantea.
Mindfulness, meditación, momento presente, calma mental, estrés laboral, gestión de estrés
2858
post-template-default,single,single-post,postid-2858,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

MINDFULNESS 3.0: una reflexión sobre la evolución de la práctica

Mindfulness en nuestros días

MINDFULNESS 3.0: una reflexión sobre la evolución de la práctica

 

Desde que en 1979 Jon Kabat-Zinn introdujera la práctica de la meditación en el ambiente laico, aconfesional y científico del centro médico de la Universidad de Massachussets, con la intención de llevar los beneficios probados en primera persona como practicante de meditación budista, adaptándola a un lenguaje occidental y a los problemas de estrés de la sociedad moderna de la época, Mindfulness no ha parado de evolucionar.

Esta evolución ha sido gracias al interés de la comunidad científica de todo el mundo en investigar y obtener evidencias empíricas de sus beneficios, así como por la propia sociedad cada vez más consciente del estrés como consecuencia de la gestión de las circunstancias cotidianas en el ámbito personal y laboral, “reclamando” soluciones eficaces para generar bienestar de forma natural y aprender a ser capaces de reducir el estrés sin ser dependientes de factores externos y desarrollar aptitudes para su propio beneficio y el de los demás.

Vivimos tiempos de cambios veloces que requieren que desarrollemos habilidades para adaptarnos a ellos de forma  cómoda y adaptativa, pues no sólo cambian los objetos tecnológicos, también cambian los valores, las intenciones y los deseos de los seres humanos. Aunque en el “mass-media” todo gire aparentemente entorno a asuntos bastante superficiales, a un nivel más concreto, personas y organizaciones si buscamos cada vez más sentirnos bien y felices enfocándonos a logros con propósitos, queriendo formar parte activa y generativa de nuestra sociedad y de los cambios que en ella se producen.

Internet es un claro ejemplo de ello. La web 1.0 era unidireccional, los usuarios solo recibíamos información. Las redes sociales, “la nube” y otros avances tecnológicos nos convirtieron a los usuarios y usuarias en parte activa y generativa de contenidos. Nuestra voz y voto son ahora fundamentales.

La Web 3.0, entre otras cosas se enfoca en la búsqueda de resultados más allá de la mera difusión de contenidos. Tiene más en cuenta los valores y el concepto de sostenibilidad. Busca eficacia concreta a asuntos concretos. Que los contenidos sean claros y aplicables en las distintas situaciones. La Web 3.0 es algo “vivo” que se va creando en paralelo a los cambios (o viceversa) y las necesidades personales que nos van generando esos cambios.

La idea de reflexionar en este artículo sobre el concepto de Mindfulness 3.0 surge en base a mi propia experiencia como practicante de meditación desde hace casi 20 años, así como mi trabajo enseñando la práctica y su uso a nivel individual en mis sesiones de Coaching. En todas estas situaciones compruebo como he ido a lo largo de los años adaptando la práctica tanto a nivel personal a los cambios que en mi vida se han ido creando cómo en las necesidades que mis alumnas, alumnos y clientes  me han ido manifestando.

Conviene aclarar que la práctica de la meditación, la actitud y el compromiso que se requiere adquirir es la que es. Es decir no hay  distintos “mindfulness” para distintas cosas. Lo que sí hay son adaptaciones didácticas y terapéuticas específicas a entornos concretos, ofreciendo soluciones adaptadas a los desafíos que se nos presentan en el día a día. Es por ello, que desde que empecé a impartir cursos y talleres de Mindfulness a finales de 2016 con mi método personal de entrenamiento en “las Bases Fundamentales para la Páctica de Mindfulness”, Programa BFPM, aunque siempre me he mantenido fiel a las fuentes en la que se inspira: su origen budista, el modelo MBSR y MBTC, sí que ha ido evolucionando la forma de transmitirla en función a las interacciones, necesidades y opiniones de las personas a las que he formado en mis cursos y talleres temáticos.

La intención de ayudar a las personas a entrenarse en la facultad personal de encontrar sus propios recursos para la gestión y reducción del estrés me lleva a no tratar al estrés como un “ente” abstracto y mecánico, si no a trabajar de forma precisa en asuntos como la personalidad, el trabajo, la comunicación intra e interpersonal, la gestión del tiempo, las relaciones,etc.

Por todo esto, el concepto “3.0”, me resulta inspirador y aplicable a mi trabajo de acompañar personas en su desarrollo personal y profesional.

No quiero dejar pasar la oportunidad de agradecer sinceramente a todas las personas que han confiado en trabajar conmigo a lo largo de estos años, por que es en base a sus experiencias que tan generosamente han compartido tanto en  las clases como de forma privada , las que incentivan mi evolución como profesional y me han ayudado a esforzarme en comprender las necesidades fundamentales que hay detrás de su inquietud por entrenarse en Mindfulness .

Fernando Mancebo
fernando@gestionestres.com
No hay comentarios.

Publica un comentario