fbpx
Beneficios del programa MBSR de 8 semanas - Gestión del estrés
3335
post-template-default,single,single-post,postid-3335,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Beneficios del programa
MBSR de 8 semanas

Beneficios del programa MBSR de 8 semanas. Mindfulness

Beneficios del programa
MBSR de 8 semanas

En este artículo, Asier Bernaola Andraca, profesor de Mindfulness por la Universidad de Brown, amigo y colaborador de gestionestres.com, nos cuenta  los beneficios que pueden conllevar participar en un  programa MBSR de 8 semanas.

Beneficios generales del programa MBSR de 8 semanas

     

  • Desarrollar una mayor toma de conciencia de los patrones mentales, emocionales y conductuales, que se despliegan de una forma automática e inconsciente en el aquí y ahora.
  • Aprender a gestionar  las emociones negativas, insatisfacción y sufrimiento, que puedan surgir como resultado de una interpretación problemática de una situación, y que nos llevan a tener expectativas irreales e ilusorias de nosotros mismos, de los demás y del mundo.
  • Todo ello para generar un espacio entre el estímulo y la respuesta, para posibilitar nuevas y creativas respuestas, en vez de reaccionar.
  • Así como cultivar determinadas actitudes de Mindfulness, como son entre otras la aceptación, el abandono de juicios prematuros, la compasión, la gratitud, la capacidad de ver el mundo con «mente de principiante» y el desapego. Actitudes todas ellas que aportan al participante mayor aceptación de su humanidad y de sí mismo.

 

Beneficios específicos

     

  • Comprensión de aspectos teóricos en lo que se refiere a conceptos como: Mindfulness, Compasión, Aceptación, No juzgar o Impermanencia. Así como la relación entre los mismos.
  • Conocer y desarrollar habilidades basadas en Mindfulness y su aplicación en lo cotidiano para mejorar la calidad de vida y el bienestar físico y psicológico (Actitud, Atención, Comunicación, Regulación emocional, Toma de decisiones).
  • Recuperar la presencia, en vez de estar a merced de las circunstancias, pensamientos y emociones. Es decir, estar completamente atentos en el aquí y ahora. Este estado enriquece las relaciones, las actividades cotidianas, el aprendizaje, la creatividad y todos los demás aspectos de la vida.
  • Identificar, a través de la auto-observación y de la auto-exploración, hábitos y patrones, que generan y perpetúan el malestar y sufrimiento. Tanto en el ámbito personal como interpersonal, para así ampliar la percepción de uno mismo y de los demás.
  • Responder frente a las demandas del entorno en vez de reaccionar incontroladamente.
  • Salir del llamado «piloto automático» que nos atrapa.
  • Promover el autocuidado a través de la activación de recursos internos y participación activa en la propia salud. 
  • Desarrollar estrategias adaptativas y ecológicas.
  • Reconocer claramente los estados de bloqueo y estrés, así como los factores causantes de reacciones que provocan ese estrés, y generar estados de crecimiento personal.
  • Darse cuenta de la oportunidad de afrontar conscientemente los efectos perniciosos del estrés, el malestar, la enfermedad o la pérdida, en definitiva, los desafíos de la vida.
  • Adquirir una actitud positiva, y las buenas prácticas necesarias que nos pueden ayudar a disminuir el sufrimiento y mejorar el estado de ánimo.
  • Una mayor presencia y mejor conexión con las personas (empatía, confianza, capacidad de establecer vínculos y relaciones interpersonales, altruismo, humanidad compartida).
  • Gestionar de forma más competente y saludable los pensamientos, las emociones y las conductas. Con el fin de conseguir un mejor control emocional, una mayor capacidad de atención, un comportamiento más eficaz y la mejora general del estado de ánimo.

Así pues, podemos decir que un entrenamiento en Mindfulness con el programa MBSR, opera en la persona que se decide a aprender este modelo, y lo que es más importante, a practicarlo de la forma que se enseña en este programa, en tres niveles:

A nivel mental

     

  • La práctica de Mindfulness, nos enseña a observar los hábitos de la mente como generadores del estrés y del sufrimiento. También a cambiar la relación con ellos.
  • Del mismo modo, nos va a ayudar a ser capaces de parar, detenernos para observar nuestros comportamientos inconscientes, y así poder dar una respuesta adecuada y adaptativa a los diferentes estímulos y desafíos de nuestra vida.
  • Nos va a enseñar como trabajar sobre los condicionamientos y modos de pensamiento no saludables a través de una atención no reactiva.
  • Otro importante beneficios del programa MBSR de 8 semanas a este nivel, es liberarnos de los pensamientos repetitivos y habituales. 

 

A nivel emocional

     

  • En este programa vas a aprender como autoregular el efecto de las emociones negativas sobre la salud: mejorar la forma en que gestionamos las emociones en lo cotidiano y ante situaciones complejas.
  • Y cómo transformar la inquietud en calma.

 

A nivel corporal

     

  • Sabrás como modificar estados corporales de estrés y generar estados de relajación.
  • También nos entrena a desarrollar consciencia corporal, incluyendo el gesto respiratorio.
  • Como a cambiar hábitos nocivos respecto al uso del cuerpo en la vida cotidiana.
  • A descubrir la unicidad cuerpo-mente. Ser conscientes de la interacción entre la mente y el cuerpo y su influencia en los procesos de la salud y el bienestar psicológico.
  • Y a trabajar las tensiones crónicas y acortamientos musculares. Esto permite la recolocación de la estructura corporal en el campo gravitatorio, ampliando la libertad de movimiento.

Otro aspecto fundamental, que se entrena y se desarrolla con la práctica de Mindfulness, y que supone otro importante beneficio del programa MBSR de 8 semanas, es el cultivo de la compasión.
 

El cultivo de la compasión nos va a ayudar:

     

  • Contribuyendo a que se abra el espacio necesario para que se dé la compasión y el amor hacia uno mismo, y hacia los demás.
  • También a sensibilizar y conectar con el estrés propio, el dolor y el sufrimiento propio y ajeno.
  • Desarrollando el sentimiento de humanidad compartida, mitigando así la sensación de soledad.
  • Incrementando la amabilidad hacia uno mismo y con los otros seres, y sus patrones mentales, emocionales y comportamentales.
  • Y tampoco podemos olvidarnos de que la compasión hacia nuestra persona va a dulcificar nuestra auotoimagen, nuestro autoconcepto y el lenguaje interior.

 

Ya por último recordarte, que puedes informarte de nuestros Programas de Reducción de Estrés Basados en Mindfulness de 8 semanas a través del siguiente enlace: Programa Oficial MBSR en Madrid.

 

 

Fernando Mancebo
fernando@gestionestres.com
No hay comentarios.

Publica un comentario